ULURU FUJIYAMA EVEREST SINAI MONTBLANC ANETO  DENALI
ULURU 863 m, 2831ft FUJIYAMA 3776 m, 12388ft EVEREST 8848 m, 29029ft SINAI 2640 m, 8651ft MT.BLANC 4810 m, 15781ft ANETO 3404 m, 11168ft DENALI 6168 m, 20237ft
25°20′41″S 131°01′57″E 35°22′N 138°44′E 27°59′16″N 86°56′40″E 29º30’N 33º50’E 45°49′58″N 6°51′54″E 42°38′00″N 0°40′00″E 63°20′N 150°30′O
TODAS ESTAS MONTAÑAS, SALVO EL EVEREST, HAN SIDO ASCENDIDAS POR EL AUTOR DE ESTE BLOG

domingo, 10 de mayo de 2015

PRIMERA ASCENSIÓN NACIONAL AL PUMO RI (HIMALAYA DEL NEPAL)

1985 NEPAL EXP PUMORI 1Aunque no seria este el lugar ideal para publicar esta entrada, no me puedo estar. Las dramáticas noticias, que estos días, los carroñeros de la prensa, nos hacen llegar, tras el terremoto que ha sacudido algunos valles de Nepal, sirvan estas líneas como homenaje al pueblo de Nepal, por su ayuda incondicional, todas las veces que he podido visitarles.
El 9 de mayo del 2015, se cumplen 30 años de la primera ascensión por montañeros españoles a la  cima del Pumo ri (la hija de la madre, la madre el Sagarmatha, justo enfrente), y de la que forme parte.
Esta expedición, con una mano delante y otra detrás, justa no de medios, ya que muchas empresas colaboraron con material, pero si de cash, se gestó en el Club Excursionista de Gràcia de Barcelona de la mano de Jordi Salvador que al final no pudo venir y quedamos cuatro personas: Joan Alarcón, Jaume matas, Merce Solans y yo.
Salimos, en dos turnos,  en el mes de abril de 1985, cargados hasta los dientes y haciendo tanta “pirula” como pudimos, para pasar todo el exceso de equipaje que llevamos (tiendas, mosquetones, estacas, piolets, cuerdas, algo de comida, etc). Antes 1985, no habían tantos problemas en llevar según que en la cabina y todo el material pesado iba en una bolsa. En Delhi un empleado nos obligo, por un módico precio, a embarcarnos en la bodega dicha bolsa. No la podía levantar del suelo.
Salimos de casa sin tener la mas vaga idea por donde podíamos subir a la montaña. Esta montaña había sido explorada durante los reconocimientos al Everest a inicios de los años 1950-1951. No será ascendida hasta la primavera de 1962 por una expedición alemano-suiza. La nuestra será la 24ª ascensión a la montaña.
 Everest_trek
En autobús de línea (sic) fuimos hasta Jiri (1860 m), donde se acaba la carretera. Un interminable viaje de mas de 12 horas. Allí, tras contratar una quincena de portadores, entre los que repartimos la carga, iniciamos la marcha
1985 NEPAL  EXP PUMORI (1)1985 NEPAL  EXP PUMORI (5)
de aproximación. Cada día cruzábamos un collado, ascendíamos por un vertiente recortada en terrazas donde se cultiva arroz.y bajábamos a un profundo valle, para al día siguiente volver a remontar otro collado mas alto y volver a bajar.
Pasando por el aeródromo de Lukla (2800 m), todavía con su pista de tierra y desde donde descendemos hasta Padking (2500 m), Al día siguiente ascendemos a Namche Bazar (3440 m), capital el país sherpa. Aquí dedicamos un día de descanso y terminamos de comprar la comida que nos hace falta: arroz y patatas y de conseguir algo de equipo de cocina y contratar algunos yaks para el último tramo del viaje por encima de los 4.000 metros.
1985 PUMORI NAMCHE BAZAR1985 NEPAL PUMORI  (9)
Continuamos hacia el monasterio de Tyanboche a 3800 m y por Periche, donde existe el Periche Aid Post, con un medico, continuamos hacia la entrada del glaciar del Khumbu.
005 1985 NEPAL  EXP PUMORI (2)1985 NEPAL  EXP PUMORI (4)

Periche Aid Post, con su medico y sherpas ayudantes que facilita atención sanitaria a los pobladores de estos remotos valles y a los turistas que puedan presentar algún problema de salud: mal de montaña sobre todo.






  1985 EXPEDICIO PUMORI
Primera visión del Pumo ri,que alza sus 7.165 metros de altura (a la izquierda de la imagen) desde la entrada del glaciar del Khumbu. En el centro esta el Lingtren y el Khumbutse (6640 m), En un total de 9 días nos plantamos en nuestro campo base, a 5400 m de altura, en la morrena lateral derecha del glaciar del Khumbu. Nos habían advertido de que la nieve, el hielo y el agua de este glaciar esta terriblemente contaminada, debido a los desechos de todo tipo de los campos base del Everest, un kilometro más arriba.. Entre el Pumo ri y la morrena tenemos un lago donde proveernos el agua necesaria para vivir en este lugar durante mas de 30 días.
 1985 EXP PUMORI - EVERESTAtardecer en la cumbre mas alta del mundo

Tras instalar una línea de cuerdas fijas de seguridad por donde desplazarnos hacia arriba e instalar un campamento de altura. Los días se alternan con periodos de intensas nevadas que cubren la montaña de una gruesa capa de nieve, que nos obligan a esperar en el campo base a que se asiente. (En octubre del 2001 un alud – posiblemente de seracs (entonces no es un alud), pero… arrastro a cinco montañeros vascos causándoles la muerte).
1985 PUMORI (2)Cara este del Pumo ri

PUMORI 1985
El 9 de mayo de 1985 logramos hacer cumbre. Hemos seguido un itinerario parcialmente nuevo, que con el tiempo se convertirá en clásico, ya que debidamente aclimatado, se puede hacer cima en un par de días, en estilo alpino.
Intentamos entre la niebla y la tormenta encontrar los cadáveres de unos montañeros americanos vistos cerca de la cumbre durante su ascensión otoñal(1984) por la arista SW. Nos lo habían pedido a nuestra llegada a Katmandú, de que hiciéramos lo posible. No encontramos nada y priorizó nuestra propia seguridad de descender. En nuestras cabezas esta presente  la peligrosidad del descenso. La euforia de haber hecho cumbre, el agotamiento , la deshidratación y  haber comer poco, la hipoxia y porque no, algunos síntomas no reconocidos de mal de montaña,  lo hacen extremadamente peligroso. Se nos hace de noche y cuesta un poco orientarnos, aunque sabemos que estamos cerca del collado. De pura suerte encontramos una cueva entre dos grandes seracs y decidimos pasar allí la noche como medida de precaución. Hace mucho frío.
Al día siguiente descendemos hasta el campo de altura, recogemos en nuestras mochilas todo lo que debemos transportar al valle e iniciamos el descenso al campo base, donde llegaremos muchas horas después, ya que como he dicho mas arriba en este tipo de ocasiones hay que extremar las precauciones, agotados, pero contentos.
Mi agradecimiento a todos los que confiaron en nosotros (no muchos) y a todas las empresas comerciales que nos facilitaron equipo y comida. Así como a Joana Uribe, de quien aprendí a hacer y dirigir publicaciones, por su inagotable tarea de difundir nuestra gesta a los medios de comunicación.


Notas:
Se puede leer sobre el desarrollo de esta expedición en los artículos que los expedicionarios escribieron para la revista MAI ENRERA/CEG 1985;413:397-419.

No hay comentarios:

Publicar un comentario