ULURU FUJIYAMA EVEREST SINAI MONTBLANC ANETO  DENALI
ULURU 863 m, 2831ft FUJIYAMA 3776 m, 12388ft EVEREST 8848 m, 29029ft SINAI 2640 m, 8651ft MT.BLANC 4810 m, 15781ft ANETO 3404 m, 11168ft DENALI 6168 m, 20237ft
25°20′41″S 131°01′57″E 35°22′N 138°44′E 27°59′16″N 86°56′40″E 29º30’N 33º50’E 45°49′58″N 6°51′54″E 42°38′00″N 0°40′00″E 63°20′N 150°30′O
TODAS ESTAS MONTAÑAS, SALVO EL EVEREST, HAN SIDO ASCENDIDAS POR EL AUTOR DE ESTE BLOG

jueves, 23 de julio de 2015

ROALD AMUNDSEN (1872 - 1928)

Revisando fotografías vacacionales me encontré con varias del monumento, a la salida del museo del Fram en Oslo, que representan al equipo de Amundsen y decidí hacer esta entrada, conmemorando muy brevemente la apasionante vida de este explorador de los hielos.


Roald Engelbregt Gravning Amundsen, nació en un pequeño pueblo cercano a Oslo, Noruega  el 16 de julio de 1872, de familia tradicional marinera y dedicada al comercio marítimo en el Mar del Norte.

El comienzo de su carrera como explorador polar se produce cuando contaba veinticinco años y participa en la Expedición Antártica Belga (1897), cuya finalidad era realizar un reconocimiento del continente antártico. Dicha expedición quedó atrapada en el helado invierno austral. Pasaron dos años atrapados en el hielo.

La experiencia adquirida le sirvió para lograr ser el primer hombre (europeo y/o americano, si exceptuamos a los esquimales árticos, que pudieron, tal vez ser los primeros) en completar el paso del Noroeste el 5 de diciembre de 1905. Casi tres años de expedición donde además de la hazaña de abrir dicho paso marítimo, los miembros científicos consiguieron importantes descubrimientos sobre el magnetismo de la Tierra.

Ya en la Antártida, a la que llego a bordo  del Fram (1), un barco prestado por Nansen y cuasi compitiendo con el británico Scott, el 19 de octubre de 1911, tras un intento frustrado por el extremo frío y  con un tiempo más estival, Amundsen salió con una expedición de cuatro personas (Helmer Hanssen, Sierre Hassel, Olav Bjaaland y Oscar Wisting) con trece perros tirando de cada uno de los cuatro trineos que llevaban. Demostrando que era mejor usar dichos medios de transporte que no los ponys de los ingleses.

Llegaron el 14 de diciembre de 1911 a los 90º Sur, permanecieron tres días allí, realizando experimentos científicos y mediciones con el sextante para asegurar que realmente se encontraban en el Polo Sur (algo que nunca realizaron Peary ni Frederick Cook en el Polo Norte). El 17 emprendieron el regreso. La bandera noruega quedó izada. El 25 de enero de 1912 llegaron a la base, tras 99 días de travesía y 3.000 kilómetros recorridos. La expedición llegó exhausta, con congelaciones, cegados por la nieve y desnutridos.

Monumento al equipo noruego, dirigido por Roald Amundsen que llego y regreso vivo del Polo Sur en 1911, en una península en la bahía de Oslo, a la salida del museo del Fram  (y junto al museo de la Kon Tiki). Obra de Hakon A. Fageras, 2011. De izquierda a derecha: Olav Bjaaland, Oscar Wisting, Roald Amundsen, Sverre Hassel y Helmer Hanssen. Foto: Pere Rodés 

En 1918 Amundsen comenzó una nueva expedición, esta vez con un barco propio, el Maud, con el que planeaba surcar el Paso del Noreste,  viajando desde el Océano Atlántico hasta el Pacífico a través del Océano Glacial Ártico, por la costa siberiana. El proyecto de Amundsen consistía en congelar el Maud en un banco de hielo flotante y navegar a la deriva, como lo había hecho previamente Nansen con el Fram. La expedición duró dos años, de 1918 a 1920, y no tendría los resultados esperados. No obstante, hubo investigaciones científicas bastante importantes por parte de Harald Sverdrup.

En 1925, arruinado por sus intentos de llegar al Polo Norte, el explorador decidió sobrevolarlo con un aeroplano. Financiado por un joven estadounidense, Lincoln Ellsworth, partieron ambos aviones de Spitsbergen (la mayor isla noruega del archipiélago de Svalbard) con destino a Alaska. Debido a una avería tuvieron que parar a casi 150 kilómetros del Polo. Casi un mes después, salieron ambos pilotos en el otro avión de regreso. Sobrecargado, el avión se precipitó y ambos tuvieron que ser rescatados frente a las costas de Spitsbergen.

Un año después, Amundsen volvió a surcar los cielos con la intención de volar de Europa a América pasando por el Polo. Pero esta vez en un dirigible italiano al que bautizaron como Norge. El 11 de mayo de 1926 salían Amundsen, Ellsworth y el italiano Umberto Nobile. Setenta y dos horas después, aterrizaban en Telle (Alaska). Por primera vez, el hombre había viajado por aire entre Europa y Ámerica.

Dos años después, Nobile cayó en el Ártico con un nuevo modelo del dirigible. Amundsen, a pesar de las disputas con el italiano debido a celos por la hazaña conseguida dos años atrás, no dudo en formar una expedición para su rescate. El 18 de junio de 1928 murió al estrellarse y desaparecer el hidroavión con el que intentaba localizar a los supervivientes del dirigible Italia de Umberto Nobile, que había desaparecido a su regreso del Polo Norte.

RESUMEN
1872 - Nacimiento
1897 - Miembro de la Expedición Antártica Belga
1902 -1905: Exploración Paso del Noroeste.
1911-1913: Expedición al Polo Sur
1918 – 1920: Expedición al Paso el Noreste con el Maud.
1925 - Llega volando hasta 150 km del Polo Norte.
1926 - Vuelo polar de Spitzbergen a Telle en Alaska en el Norge de Nobile
1928  - Muerte intentando rescate dirigible Italia de Nobile.


Monumento a Roald Amundsen en Tromso (Noruega). Foto: Pere Rodés


BIBLIOGRAFIA SOBRE O DE ROALD AMUNDSEN (en castellano)

  • Al Polo Norte en avión. Interfiolio, 2008.
  • Sobre el Polo Norte en dirigible. Interfolio 2009.
  • Polo Sur: relato de la expedición noruega a la Antártida del Fram (1910.1913). Tercera edición. Interfolio 2011.

Nota

1.- En una pequeña península de la bahía de Oslo (capital de Noruega) hay el museo del Fram y por ende de las expediciones de Nansen y Amundsen. En las inmediaciones también esta el museo de la Kon Tiki, una balsa en la que el etnografo noruego Thor Heyerdal intento demostrar que en tiempos pasados era posible la navegación de altura a través del océano Pacifico, entre las costas americanas y las islas d la Polinesia. Vale la pena hacer una visita a ambos museos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario