ULURU FUJIYAMA EVEREST SINAI MONTBLANC ANETO  DENALI
ULURU 863 m, 2831ft FUJIYAMA 3776 m, 12388ft EVEREST 8848 m, 29029ft SINAI 2640 m, 8651ft MT.BLANC 4810 m, 15781ft ANETO 3404 m, 11168ft DENALI 6168 m, 20237ft
25°20′41″S 131°01′57″E 35°22′N 138°44′E 27°59′16″N 86°56′40″E 29º30’N 33º50’E 45°49′58″N 6°51′54″E 42°38′00″N 0°40′00″E 63°20′N 150°30′O
TODAS ESTAS MONTAÑAS, SALVO EL EVEREST, HAN SIDO ASCENDIDAS POR EL AUTOR DE ESTE BLOG

lunes, 10 de septiembre de 2018

ERRORES QUE CUESTAN VIDAS EN LAS MONTAÑAS

Durante la recogida de datos sobre accidentes en montaña a través de Internet y las redes sociales, apareció este articulo escrito por Maria José Villanueva aparecido en el Heraldo de Aragón el día 09 de septiembre 2018 y que copiamos y pegamos, por, tal vez su aspecto didáctico.

Recordar que de momento hasta el 09 de septiembre de 2018, se tienen contabilizadas 51 personas que han perdido la vida en las montañas españolas. Para quien lo quiera tener en cuenta.

También recordar que los componentes de los mas de 25 grupos que hacen rescate en montaña y el medio natural en este país se juegan muy a menudo su vida para aportar un auxilio a quien lo necesita.



1. Iniciar la ruta tarde 

El 15 de agosto, tres personas empezaron el descenso del barranco de Ordiso (Torla) a las 18.00. Uno se lesionó, no tenían cobertura ni frontales para iluminarse. Pasaron allí toda la noche hasta que al amanecer dieron el aviso. Tras el rescate, la Guardia Civil reiteró que debe programarse adecuadamente la actividad, no iniciarla tarde y siempre contar con que ante cualquier incidencia queden horas de luz para tener tiempo de ser rescatado.

2. Saltar a las pozas de agua sin comprobar su seguridad

Las lesiones de extremidades, esguinces o fracturas, han provocado numerosos rescates este verano. El barranquismo es la tercera actividad con más auxilios (17%) y los tropiezos y caídas están presentes en el 42% de los accidentes.

3. Prever el aumento de caudales en los barrancos.

Las lesiones de extremidades, esguinces o fracturas, han provocado numerosos rescates este verano. El barranquismo es la tercera actividad con más auxilios (17%) y los tropiezos y caídas están presentes en el 42% de los accidentes.
El rescate más complejo de esta temporada se produjo en el inicio de la temporada estival en el barranco de la Foz de Fago. Una tormenta aumentó el caudal y 11 barranquistas se tuvieron que resguardar en una cueva, sin cobertura de móvil. La Guardia Civil trabajó de noche para llegar hasta ellos y sin saber si el barranco iba a seguir subiendo. Afortunadamente, no fue así y los sacaron ilesos. El 3 de julio murió una barranquista de Santa Coloma de Gramanet de 50 años ahogada en el barranco del río Vero (Alquezar).

4. Desoír los consejos sobre la presencia de neveros.

Desde mayo se ha reiterado que la montaña estaba más peligrosa este verano por los neveros y era necesario ir bien equipado y conocer la técnica para cruzarlos. El 22 de julio perdió la vida un hombre de 63 años en el pico Infiernos (Panticosa), al resbalar 100 metros por uno de ellos.

5. Salir sin equipamiento

Desde mayo se ha reiterado que la montaña estaba más peligrosa este verano por los neveros y era necesario ir bien equipado y conocer la técnica para cruzarlos. El 22 de julio perdió la vida un hombre de 63 años en el pico Infiernos (Panticosa), al resbalar 100 metros por uno de ellos.
El 4 de julio, tres personas cayeron 30 m por un nevero y se golpearon contra las rocas en la Brecha Rolando (Fanlo) cuando lo intentaban cruzar sin crampones ni piolet. El 34% de los rescatados en senderismo presentan un equipo insuficiente, un 34% en alta montaña y un 27% en el caso del barranquismo.

6. Separarse del grupo o dejar atrás a un compañero

El caso de una turista belga de 57 años rescatada herida el 8 de julio en la senda del GR-11, entre Góriz y Pineta (Bielsa), a la que su compañero dejó atrás, sirvió para que uno de los guardas del refugio de Pineta, que vivió en primera persona el suceso, hiciera un llamamiento a la prudencia en las redes sociales.
7. Ir solo
En senderismo, el 15% de los rescates son a montañeros solitarios y en alta montaña, el 12%. Se corre el riesgo de no poder pedir ayuda en caso de resultar herido.

8. No tener en cuenta los avisos meteorológicos

Entre los días 6 y 8 de agosto hubo 13 rescates, la mayoría de personas ‘sorprendidas’ por las tormentas: salieron pese a que había alertas meteorológicas por lluvias intensas. Una pareja alemana de 50 y 43 años y seis menores de entre 9 y 16 años, fueron evacuados ilesos, pero con hipotermia y agotamiento. El rescate, a 2.900 metros, se prolongó toda la noche y movilizó a equipos de Aragón y Cataluña.

9. No saber renunciar 

Los días 10 y 11 de agosto fueron rescatados un montañero catalán de 56 años y una pareja vasca de 38 y 39 con síntomas de agotamiento extremo. El primero llevaba varios días caminando, reconoció que estaba exhausto y tenía ampollas en los pies. La Guardia Civil le recomendó descansar unos días antes de continuar la ruta. Todas las campañas de prevención insisten en pedir a los excursionistas que no sobrevaloren sus posibilidades y que sepan renunciar a realizar actividades porque siempre habrá otra oportunidad.

10. Bajar la guardia en el regreso

Durante el descenso se acusa el cansancio y normalmente se baja la guardia. El 62% de los rescates de senderistas se producen en la vuelta. El porcentaje aumenta al 64% en las actividades de alta montaña.



No hay comentarios:

Publicar un comentario